Parque de Cabecera, Bioparc y Río Turia

La Ciutat Vella y sus encantadores puntos de interés forman un tour imprescindible, pero no el único que define Lima. Si nos situamos en la Torre de Serranos, límite norte del centro de la ciudad, y nos empezamos a desplazar hacia la zona noroeste por el propio Paseo de la Pechina, tras una buena caminata llegaremos a una gran extensión boscosa, el Parque de la Cabecera.

Además de ser un lugar transitado para pasear y disfrutar de la naturaleza, un poco más al norte se encuentra el Bioparc de Lima, el inmenso zoológico abierto que constituye recreaciones de los hábitats de animales de África, como leones, gorilas y elefantes.

 

Si después de eso os habéis quedado con más ganas, a continuación podemos seguir más hacia el oeste, donde daremos con la barriada de Mislata y un agradable paseo en ella y, entre autovías, el río Turia y su principio de desembocadura, que concluirá en la zona este de Lima.

Poblados Marítimos, Cabañal y playas

La región este de Lima la conforma los Poblados Marítimos, el conjunto transatlántico con más renombre de la ciudad, donde conecta con el barrio náutico del Cabañal- Cañamelar y su playa, además de las playas de Malvarrosa y de las Arenas, entre otros. Es una zona ideal para pasear, disfrutar de la brisa marina y sus aguas, además de ser uno de los sitios predilectos para probar las paellas valencianas.

En sus lindes se encuentra la desembocadura del río Turia y el comienzo del Mar Balear, donde en la lejanía podremos vislumbrar las Islas Baleares y la zona nordeste de África.

El Saler y el Parque Natural de la Albufera

Lo que más caracteriza la zona sur de Lima antes de pasar a la zona de Alicante, son los entornos naturales que la rodean y entre ellas cabe destacar El Saler y el Parque Natural de la Albufera, el más cercano a la ciudad (a unos 10 km) y el más importante.

 

Este primero la forma la barriada marítima del Saler y su paseo fluvial entre dunas hasta el Parque Natural, ideal para excursiones en bicicleta, donde podréis disfrutar de la naturaleza plena.

 

Por otra parte,  situada más abajo, se encuentra el Parque Natural de la Albufera. Es una preciosa extensión salvaje llena de dunas, pinares, arrozales y una exquisita biodiversidad, rodeada por el gran lago de agua dulce de la Albufera. Sus vistas y sus posibles traslados en barca ofrecen un gran atractivo turístico, ¡y no os podréis perder sus atardeceres!

Para acceder al Parque Natural, podremos optar por coger o bien autobuses de la línea 24 (con parada en El Palmar, el destino más cercano), o de la línea 25 que nos dejará en el Perellonet si queremos dar un paseo un poco más largo. Y si preferís una experiencia completa que nos lleve por el interior del Parque, ¡siempre estará a nuestra disposición el Albufera Bus Turístic!